El recorrido del cliente: distribución de una tienda de moda (II)

El recorrido del cliente: claves y comportamiento en una tienda (I) - Parfois
El recorrido del cliente: claves y comportamiento en una tienda (I)
30 julio, 2020
6 errores que no debes cometer en el diseño de tu tienda - Portada
6 errores que no debes cometer en el diseño de tu tienda
18 agosto, 2020

En el primer post dedicado al recorrido del cliente, nos fijamos en las inercias y comportamientos habituales de las personas cuando hemos logrado atraerlas a nuestro espacio comercial. En esta ocasión, hablaremos sobre la distribución de una tienda de moda, con los layouts más habituales y sus cualidades.

¿Qué es y por qué es importante la distribución de una tienda?

La distribución de una tienda, plano o layout, en inglés, es el diseño del espacio: la forma en que se coloca el producto para mostrárselo al cliente, lo que tiene en cuenta el conjunto completo del mobiliario, displays y cartelería.

Esto es crucial para crear el recorrido óptimo para la tienda de moda y depende del espacio disponible, los productos y, por supuesto, del target al que se dirige.

La distribución de la tienda influye en el comportamiento del cliente, pero deben tenerse en cuenta también las inercias descritas en el anterior post. Cuando se aprovechan correctamente, el recorrido es fluido, los productos se exponen mostrando todo su valor, se incrementa la venta cruzada y, en definitiva, la tienda funciona.

Todas las distribuciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes: dependerá del tipo de tienda encontrar la más ajustada. Se puede optar por planos que otorguen mayor libertad al cliente para descubrir el producto o por otros donde el recorrido esté prácticamente cerrado para ver la exposición completa.

Para saberlo, es necesario contar con un profesional que analice exactamente la distribución más acertada para cada tienda. A continuación veremos 7 de los layouts más habituales y sus características propias.

6 distribuciones para una tienda de moda

  • Diseño recto o cuadrícula: se trata de la forma más sencilla de maximizar el espacio y permite aprovechar paredes, esquinas y situar todo tipo de mobiliario para accesorios. Sin embargo, interfiere con la zona de visión y resulta aburrido. Es más propio de supermercados y comercios como ferreterías o espacios industriales.
  • Angular: el mobiliario expositivo consta de curvas y ángulos, que se sitúan en diferentes áreas de la tienda generando un ambiente sofisticado. No permite la exposición de una gran cantidad de producto, lo que se aprovecha para generar una sensación de exclusividad en lo que ofrece la tienda. Por este motivo, este plano se utiliza para productos de alta gama, como joyerías o tiendas de moda de precio medio-alto.
  • Geométrico: el producto se muestra a través de expositores de diferentes formas geométricas y tamaños, lo que resulta original y permite plasmar la personalidad de la marca. La distribución debe respetar la visión y evitar generar tanto una sensación de caos como de contar con un espacio limitado. Es una manera de diferente que puede resultar efectiva para sorprender al cliente.
  • Diagonal: aprovecha las cualidades de la cuadrícula en cuanto al aprovechamiento del espacio pero, además, permite una buena visibilidad de todas las partes. El cliente puede pasear entre el mobiliario y ver toda la exposición, ya que se genera un recorrido lógico con la caja al final. Es una buena solución para tiendas pequeñas pero, al mismo tiempo, pueden generarse pasillos estrechos, lo que puede llegar a agobiar al cliente.
  • Recorrido de cliente forzado: en este layout no hay escapatoria, se debe recorrer toda la tienda para ir desde la entrada a la salida, en puntos diferentes. Aunque no es uno de los planos favoritos, por lo general, de los clientes, el ejemplo más reconocible es IKEA, que se ha convertido en un caso de éxito.
  • Mixto: el interiorista comercial toma lo que más funciona de cada plano y lo adapta al espacio del que dispone. Es la opción más creativa, pero también la que da más libertad y el cliente mostrará las pautas de comportamiento que describimos en el anterior post. En este sentido, será importante no introducir elementos que generen conflicto con esas inercias. Es el diseño ideal para tiendas con distintos tipos de producto, especialmente en grandes almacenes.

Como ves, todos los layouts tienen sus propias cualidades, pero deben ajustarse a las características del espacio, de la tienda y de la propia marca para funcionar y generar el recorrido óptimo que se busca.

Si estás dando los primeros pasos en tu proyecto de tienda o necesitas un cambio para lograr que sea atractiva para el cliente y funcione, ponte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *